Enrique Paixá

Nombre: 
Enrique
Apellidos: 
Paixá
Presentacion: 

Nacido en Barcelona (España) en 1947. Desde muy temprana edad siento un fuerte atractivo por todo lo relacionado con el arte, especialmente el dibujo y la pintura. Apasionado por la pintura, Ilustración hiperrealista, fotografía, diseño gráfico y expresión artística en todas sus formas. Estudio fotografía profesional en el CEI (Centro de Enseñanzas de la Imagen) en Barcelona. Toda esta actividad me proporciona contactos que posteriormente me conducirían a los verdaderos inicios de mis inquietudes artísticas. A principios de los años 70 se empieza a desarrollar en España la técnica del Dye Transfer, aplicada a la fotografía profesional, donde entro a formar parte de un selecto equipo de dibujantes y retocadores fotográficos, donde fue para mí una verdadera escuela, base principal de lo que vendría después. Con la experiencia adquirida, abro un estudio de ilustración hiperrealista en Barcelona. Trabajé para las agencias de publicidad de élite y mayor prestigio en calidad de “Free Lance”. Licenciado en Bellas Artes, y como Profesor de Arte, imparto clases de pintura y paralelamente empiezo a crear la colección “Experiencias y Sentimientos” con el propósito de expandir y dar a conocer mi obra a nivel internacional. EXPERIENCIAS Y SENTIMIENTOS En esta colección se recopilan una serie de pinturas con técnica Hiperrealista en Alta Definición, que he creado en la extensa trayectoria de mi vida, donde cada obra es realizada sin premuras, con todo el entusiasmo e inspiración del momento, plasmando en muchas de ellas emociones y sentimientos despertados a través de mí propia experiencia de vida, basado en una aguda observación del comportamiento humano. Mi arte no está destinado únicamente a decorar paredes e interiores, puesto que con cada pintura pretendo llegar a tocar lo más profundo de unos corazones se-dientos de sensaciones vívidas y armoniosas, prota-gonizadas, en este caso, por impresionante realismo, composición, textura y colores, hábilmente combinados para deleite espiritual. El contacto visual con una obra de arte debería ge-nerar sentimientos sublimes y elevados, sumergiendo al espectador en un profundo encantamiento y vibración interior, que lo lleven de forma inmediata a una cone-xión con vivencias de su presente o de su pasado, para que aflore de sí mismo la más alta emotividad. Lejos de incursionar en trilladas filosofías de vida, solo pretendo con este lenguaje sencillo y directo, motivar a la reflexión y al desprendimiento de lo trivial, dentro de lo cotidinao de nuestro entorno, aprendiendo a saborear las pequeñas o grandes cosas del mundo, a través de mi arte vanguardista, que envuelve también el deseo dadivoso de compartir experiencias únicas e irrepetibles en este campo. Invito a un éxtasis visual con esta colección, de una forma minuciosa, intensa, aportando la misma sensibilidad con que, en su momento, mis pinceles se deslizaron sobre el lienzo, hasta llegar a la culminación de cada una de las obras, dando el toque preciso para que la mente reviva el momento y se capte la verda-dera esencia de estas creaciones, que, por si mismas, llevan un valor sentimental agregado a cualquier valor figurativo con el que comercialmente se puedan dar a conocer. Enrique Paixá Gimeno.