Antonio Tordesillas

Nombre: 
Antonio
Apellidos: 
Tordesillas
Presentacion: 

Madrileño, nacido en 1960. Estudió en San Fernando y como tantos buenos realistas admiradores de la maestria de Antonio López, participó en su taller del Circulo de Bellas Artes.
Ha sido creativo publicitario y fotógrafo. Cuenta ya con un buen numero de exposiciones individuales y numerosas colectivas en nuestro pais.

Tordesillas inclina fundamentalmente su iconografía hacia la figura y la naturaleza en sus múltiples acepciones , Y no rehuye un planteamiento convencional del genero como desafío tentador . Desafío que intenta elevar a categoría desde un purismo realista radical sin reservas, enfrentándose ante lo evidente que convoca ante sus ojos sin complejos y con toda valentía. Desde luego con toda fidelidad.

Diseño y composición se alían para lograr un resultado final virtuoso, con un sabio manejo de luz y volúmenes, distancias y perspectivas.
Su escenografía de objetos en el espacio es convincente, y relevante en su simplicidad. Cuando aborda otros géneros, como el paisaje, Tordesillas tiende a la fragmentación. Al no ser paisajista de escenas, sino de escenarios
El artista nos invita a una fragmentación irremediable, como si quisiera expresarnos alegóricamente la imposibilidad de retratar el mundo todo. Y puesto que no puede ser así, trocea, acota, delimita, factor este que no se produce en los bodegones, donde lo convocado ya es el mundo previamente ¨confeccionado´ por la conveniencia del artista, en su querencia creativa.

Entra entonces en juego una interesante pugna de geometrías en que fondos y primeros planos se disputan la credibilidad de los volúmenes. La perspectiva manda aunque jamás se ponga en juego la inapelable norma de lo real en su más rigurosa convocatoria. Todo vale menos el falseamiento de la realidad. Hasta el color puede plantearse anecdóticamente, pero nunca la machacona evidencia de lo telúrico en su tensión de plomada y horizonte. Las distancias son lo que sus volúmenes intermedios nos ofrecen. Es el cuadro ventana en su más elemental y creíble juego espacial.

Y la pintura prevalece como enunciado mágico que nunca podrá ofrecernos la fotografía, ese arte frio que si se calienta es en elaboración posterior de laboratorio. Tambien sabe mucho de eso Antonio Tordesillas y pone el alma donde la máquina solo nos ofrece evidencias de instantánea. El tiempo permanece en la pintura más allá del que ofrece esa instantá. Un tiempo que permanece como esencia de la pintura, para el artista madrileño.